LAS “DROGAS”

¿Qué es la droga?

Por “droga”, en un sentido amplio, se debe entender toda aquella sustancia química o situación vital capaces de proporcionar placer o, lo que seria parecido, evitar el dolor o sufrimiento humano en cualquiera de sus múltiples manifestaciones.

Sustancias químicas

DROGAS QUIMICAS

Si pensamos en las sustancias químicas que a través de la sangre van a llegar al celebro para activar los mecanismos neuronales que darán lugar a las sensaciones placenteras, es evidente que la mas universal es el alcohol. Desde que el ser humano descubrió que a través de la fermentación de las frutas podía obtener alcohol lo ha utilizado a lo largo de toda su historia. Otras sustancias químicas embriagadoras también han estado siempre presentes en la naturaleza. El opio en oriente, la marihuana entre los árabes, la coca en las altas montañas sudamericanas, son expresión clara del uso tradicional y mas o menos controlado que toda cultura ha hecho de las drogas autóctonas.

Cual es el problema de las drogas químicas

ACABARAS DESTRAZANDO TU CELEBRO

El problema actual de estas drogas químicas es su incorporación al mercado con todas sus consecuencias. Es decir, que su producción se ha industrializado, con lo que hay mas cantidad que nunca antes en la historia y a mas bajo precio, al mismo tiempo que los mecanismos de distribución a escala mundial son también mejores. El paso siguiente es el de la promoción y su venta, que desgraciadamente funcionan bien tanto con las drogas legales como con las ilegales. En cuanto a las drogas no químicas veremos que el conjunto de situaciones potencialmente placenteras para el ser humana es ilimitado. Desde las mas obvias y mas antiguas, como el juego, hasta las mas modernas y novedosas como el sexo por internet.

El daño de las drogas y placeres

LAS NUEVAS ADICCIONES SIN DROGA Y LAS MENOS TRATADAS

Del daño que el placer puede producir al ser humano se ha ocupado históricamente tanto la Religión como la Filosofía. En nuestra cultura judeo-cristiana la mayor parte de los placeres han sido considerados como pecados y se animaba a la gente a evitarlos. Vicios y virtudes. Condena moral del vicioso y elogio de la virtud. Lo malo de esta visión es la incomprensión del concepto de habito como mecanismo casi automático, donde la voluntad de la persona esta menoscabada y por lo tanto no se le puede juzgar y condenar. Desde la Filosofía siempre han existido dos posturas antagónicas: la Hedonista que recomendaba la búsqueda de los placeres para alcanzar la felicidad y la Estoica, que proponía lo contrario, es decir, la renunciación voluntaria a dichos placeres. Aunque cada individuo adoptara a lo largo de su vida la postura que decida, sea por una mayor o menor imposición de su contexto socio-cultural (por ejemplo las sociedades muy religiosas) o sea por decisión propia, y siempre y cuando su postura no perjudique a los demás, es evidente que cualquiera de las dos opciones es absolutamente respetable. Ahora bien, el caso de los adictos se demuestra en el día a día que es mejor garantía de bienestar personal ser capaz de renunciar a la satisfacción inmediata que la búsqueda rápida del placer. Hay muchas posibles fuentes de placer en la vida y cada persona siempre encontrara algo hecho a su medida. Si se repite con exceso ese tipo de situación placentera se desarrollara el habito o dependencia negativa. No importa que tipo de situación. Puede ser cualquiera. Desde el enganche a las maquinas tragaperras o cualquier otra modalidad de juego, o las compras, o al disfrute del poder sobre los demás, o al trabajo, o al dinero, esa compulsión del ahorro de los usureros, o al sexo, a la comida, a los deportes de riesgo. El abanico es ilimitado y también lo es por tanto el de las posibles adicciones no químicas, que otros prefieren llamar sociales.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: José Ramón Palma Checa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies