CUANDO SE SUPERA UNA ADICCION

Testimonio real de Mari Picón Morales

Quiero hacer referencia a testimonios reales, testimonios que pueden salvar vidas, dar y aportar luz a la oscuridad y ayudar a muchas familias y adictos a superar la enfermedad mental que desembarca una adicción.

Me llamo Mari, tengo 47 años.

Llevo 13 años sin consumir, desde los 20 años de edad mi vida en caminaba hacia un túnel.

Todo empezó a ser puntual, los fines de semana solo, pero… Acabo siendo todos los días, me quede embarazada de mi hija y pensé que todo cambiaria, sin embargo, aunque en el embarazo no consumí, si lo hice después de dar a luz, y fue con mas intensidad. Me separe, un motivo mas para seguir consumiendo.

Me vendía por un gramo de cocaina

Conocí a un chico que consumía y fue una bomba para mi vida. Tuvimos varias separaciones y dos hijos. Del primero no pude dejar de consumir, estaba ya en un túnel negro y no veía la luz. Fueron años de infidelidades, peleas, agresiones mutuas, perdí mi dignidad, le robaba al padre de mis hijos, no me quedaba otra, tenia que consumir.

Hice cosas horribles, me vendía por un gramo de cocaina, fue terrible… No podía dejar de consumir, cada noche lloraba delante de la cuna de mi hijo, diciendo que seria la ultima vez, pero al día siguiente ya no me acordaba.

Llegue a robarles a mis padres, tenia que consumir. Después de una pelea con mi pareja, me echo de casa. Ya no tenia nada así que decidí que ya no podía seguir así, fui a casa de mis padres y les pedí ayuda, me ingresaron en un centro y eso fue lo que me salvo la vida.

Doy gracias a mis padres que a pesar del daño que les hice, supieron perdonarme y tenderme una mano, gracias a ellos y mi fuerza volví a vivir. Ahora después de 13 años sin consumir, soy una persona nueva, me valoro y me quiero mucho.

MARI PICON MORALES ( RECUPERADA DE SU ADICCION, 13 AÑOS SIN CONSUMIR Y LOS QUE LE QUEDAN) GRAN TESTIMONIO

La metáfora de la bicicleta

Quiero destacar esta metáfora que tanto me ha ayudado a entender la enfermedad mental de la adicción, depresión, trastornos de personalidad y alimenticios, juego, sexo etc…

Os lo cuento como ejemplo “la depresión”

Si queremos salir de casa a hacer una excursión en bicicleta lo primero que tenemos que hacer es decir a donde queremos ir. Saber la meta que queremos nos permite elegir el camino para llegar a dicho destino. Ya montados en la bicicleta deberemos pedalear para avanzar. Según el camino elegido el pedaleo puede ser mas o menos difícil. Si hemos elegido mal el camino y nuestras piernas no pueden con la cuesta en la que estamos, no podremos pedalear mas y nos caeremos de la bicicleta. Caerse de la bicicleta, por no poder pedalear mas, es el equivalente de la depresión. Es una caída mas o menos dolorosa, pero es sobre todo el conjunto de sentimientos de impotencia, de desanimo, de rendición. Estar caído es estar parado, cuando la vida es esencialmente movimiento, panta reí (todo fluye), como decía el poeta: “nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar”. Si al rio le ponemos un dique lo convertimos en pantano, que es otra cosa. Este bloqueo o estacionamiento del movimiento hacia delante que es la vida es lo que lleva a la depresión.

Pero prefiero la imagen de la bicicleta a la del rio porque nos sirve para ver la importancia del aspecto subjetivo humano para evitar, o no, la depresión y la forma de superarla. Si imaginamos que la vida es como un largo paseo en bicicleta, por unos caminos que nunca hemos hecho antes, y que deberemos elegir, con etapas muy fáciles, durante las cuales será muy agradable pasear, pero, con seguridad, también tramos menos fáciles y otros muy difíciles y en ocasiones puede que imposibles de superar, y que esas dificultades no van a depender solo de nosotros, si pensamos de esta manera, entonces comprenderemos que nadie puede nunca estar a salvo de caer en una depresión.

Vamos a ver las tres maneras posibles de caer por la imposibilidad de pedalear mas

La primera seria por un fallo mecánico, es decir, porque se rompe la maquina, por defecto de fabricación o porque no hemos hecho bien su mantenimiento. El no poder seguir pedaleando es algo ajeno a la voluntad y la fuerza de la persona. Esta analogía se refiere a las enfermedades orgánicas o corporales que nos pueden afectar en cualquier momento de nuestras vidas. Cunado nuestra maquina corporal falla, cuando caemos enfermos, también es fácil caer en depresión, adicción o cualquier enfermedad mental, a no ser que uno no se rinda ante esa enfermedad y luche para superarla.

La segunda manera de caerse seria porque no se esta entrenado para pedalear, las piernas son débiles y cualquier tramo algo empinado ya se hace una cuesta arriba difícil de superar. Esto afectaría a aquellas personas poco acostumbradas a superar dificultades, mal entrenadas en afrontar problemas porque siempre se los han solucionado los demás, que tienen poca fe en ellos mismos, que siempre necesitan a los demás para seguir adelante o para que les guíen. Son personas inmaduras, bien por errores educativos o bien porque hayan caído en una adicción. Por eso es tan frecuente que los adictos caigan en la depresión, se suma esta enfermedad a la mente. El adicto ha sido una persona que en un momento difícil de su vida ha utilizado su droga de la misma manera que un ciclista puede decidir doparse para rendir mas. El adicto puede haber decidido consumir para ser mas alegre, mas simpático, pasárselo mejor, aguantar mas que los demás usando sus sustancias, pero al igual que el ciclista que toma estimulantes para aguantar o para ganar, terminara pagando un precio muy caro que muchas veces es la muerte por infarto cardiaco o hemorragia cerebral. Si un persona decide usar drogas, sean legales o ilegales, sean fármacos recetados por su medico o adquiridos de otra manera (hoy en día los psicofármacos también se venden en el mercado negro como las demás drogas) cuando sufren esos acontecimientos tan duros que la vida depara, es muy probable que su voluntad se debilite y su fuerza psíquica comience a mermar y que al final termine sin fuerzas para seguir afrontando su camino. La mayoría de los adictos creen que solo tienen una depresión. Lo malo es que muchas veces también lo creen sus psiquiatras.

NO DEJES DE PEDALEAR Y APRECIA LA ESENCIA DE LA VIDA, ENTIENDE LA SUERTE DE SER TU MIM@

La tercera manera de caerse de la bicicleta es porque el camino están difícil que es imposible superarlo. El listado de acontecimientos vitales descrito anteriormente nos recuerda que determinadas circunstancias tremendas que pueden parecer ser insuperables hasta para las personas mas fuertes y templadas, porque todos tenemos unos limites por encima de los cuales nuestra capacidad de aguante se desmorona. Para superar la depresión es necesario volver a ponerse en marcha, volver a pedalear. Según la intensidad de la depresión será necesario o no tomar fármacos antidepresivos, lo que será un decisión del psiquiatra. Pero lo que debe hacer la persona con depresión, o adicto, es decidir volver a subirse a la bicicleta y comenzar a ir de nuevo hacia delante. Primero hacia metas cercanas y fáciles señaladas por su terapeuta. Mas adelante, cuando este mejor y mas fuerte hacia sus propios objetivos vitales.

Es por todo esto que el tratamiento de la depresión y de la adicción son tan parecidos. Porque ambas enfermedades no son mas que estrategias de huida de la realidad. Por tanto el tratamiento es exactamente lo contrario: una capacitación para poder volver a esa dura realidad, sobrevivir y también recuperar la capacidad de disfrutarla. Y tantas personas recuperadas que tengo el placer de conocer, dan fe de que es posible recuperarse de la depresión, adicción y enfermedades mentales que envuelven nuestro cerebro.

CONSUMIDORES,DEPENDIENTES Y ADICTOS

Doctor, si usted, dice que yo soy alcohólico entonces todo España lo es, porque yo bebo lo normal, cómo los demás.

¡Cuantas veces oímos el mismo comentario cuando tratamos a un adicto por primera vez, sobre todo si es un alcohólico!.

Es evidente que esta respuesta tiene que ver con el mecanismo de negacion propio de todos los adictos, pero tambien con el hecho innegable que en el caso de las drogas legales, especialmente el alcohol, que casi todo el mundo consume, no es facil al principio diferenciar entre los distintos tipos de consumidores. Hagamos por lo tanto una sencilla clasificacion para aclarar estos conceptos.

CONSUMIDORES, EL ENGANCHE DEPENDERA DEL POTENCIAL ADICTIVO

Consumidores

Usan una moderada y racionalmente una droga que objetivamente no les perjudica de forma significativa. El peligro de enganche dependerá del ” POTENCIAL ADICTIVO” de cada droga y de la estabilidad y fuerza psíquica de cada uno. Hay consumidores diarios, de fin de semana o de vez en cuando. Muchos consumidores habituales nunca van a llegar a ser ni dependientes ni adictos. Es el caso, por ejemplo, de la mayoría de los bebedores. Eso es debido a que, afortunadamente, el alcohol tiene un potencial adictivo relativamente bajo. Aproximadamente de un 20%, lo que significa que de un grupo de 100 bebedores posiblemente se van a enganchar 20. Aunque este bajo índice significa, debido al alto porcentaje de consumidores en las poblaciones occidentales y especialmente en las mediterráneas (aunque también en otras arreas: Rusia, Irlanda, Portugal, etc.) una gran incidencia de alcoholismo.

Dependientes

Forma parte de su vida y no se plantean dejarlo

La repetición de los consumos ha generado un habito y se ha llegado a establecer una dependencia que perjudica la salud. Es el caso de los fumadores, de muchos bebedores sociales, de jugadores moderados, de consumidores de tranquilizantes por prescripción medica, etc.. No se ocultan para consumir, no mienten, no tienen mala conciencia ni sentimiento de culpa. Es un habito perjudicial pero no son conscientes de ello. Saben que no pueden dejar de consumir pero entienden que ello forma parte de su vida y generalmente no se plantean dejarlo.

DEPENDIENTES Y SU CONSUMO SOCIAL

Adictos

Yo no estoy mal, los que estais mal sois vosotros

En mayor o menor medida tienen conciencia de que su conducta no les conviene y desarrollan mecanismos psicologicos de defensa que justifican sus acciones ante ellos mismos y ante los demas. El mecanismo de proyeccion es tipico: yo no estoy mal, los que estais mal sois vosotros, o de culpabilizacion, si bebo es porque nuestra relacion no funciona y no haces lo que quiero. Las recionalizaciones o excusas pueden ser de todo tipo: bebo por que es bueno para el corazon, o me drogo porque no puedo soportar las injusticias del mundo, ect,.

El adicto se desdobla al mentir y por tanto lo falsea todo y llega a perder totalmente si identidad. El rechazo social que provoca le hace sufrir y le lleva al aislamiento y finalmente a la marginacion, la locura o la muerte, a no ser que se cure.

Esta enfermedad mental, se puede curar.

LAS ADICCIONES TE ALEJAN DE LO MAS IMPORTANTE ” TU MISMO “

DEBES ENTENDER LA SUERTE DE SER TU MISMO.

Eres la persona mas importante del mundo, por eso debes aprender a apreciar tu esencia, a valorarte y resurgir de ese mundo tan oscuro, de ese infierno que te encadena a una muerte en vida.

Así es la vida, vívela y no dejes que te viva, siéntela y no dejes de sentir, déjate fluir y saca tu esencia al mundo, por que tu, eres importante en esta vida.

ENTIENDE LA SUERTE DE SER “TU”

RECUPERACION DE UN ADICTO

La adicción y su tratamiento

Ser adicto es algo mas que estar enganchado a algo o a alguien. Ser adicto es tener una personalidad deformada por el estilo de vida asociado y determinado por una droga o drogas durante un tiempo suficiente para alterar nuestra personalidad. Por tanto, el tratamiento adecuado de una adicción, es el tratamiento de esa personalidad patológica. Cada uno debe identificar los rasgos mas sobresalientes e intentar corregirlos. El objetivo ultimo es llegar a ser persona en el sentido amplio de la palabra. Entendemos por personalidad sana, es estar bien con uno mismo, aceptarse tal como uno es, al mismo tiempo y con la misma importancia que los demás también están bien con uno. Insisto en este componente de ser positivo para los demás, porque hay trastornos psiquiátricos como el narcisismo o los cuadros maniáticos donde el enfermo se cree que el esta bien consigo mismo, pero es evidente que los demás no están muy bien con el.

Por lo tanto el tratamiento de la adicción es necesariamente un proceso largo e irregular, que posiblemente tenga recaídas, que en ocasiones será desesperante y pondrá a prueba a los familiares e incluso a los terapeutas, que generara sentimientos de rechazo y agresividad hacia el adicto, que tiende a quemar a todo el mundo, pero que , siempre se debe continuar, con perseverancia, tozudez y con las ideas claras. La consigna a seguir, la brújula que se debe manejar durante el largo camino de la recuperación es la siguiente: todo el apoyo al adicto si colabora en su proceso de recuperación, ningún apoyo si no colabora. Los terapeutas suelen decir a los familiares, que se quejan ante la primera recaída: se trata de vivir sin drogas, algo así como aprender a andar en bicicleta. ¿conocen a alguien que haya aprendido eso sin haberse caído alguna vez?. El fracaso no es la caída si no el coger miedo a la bicicleta o perder la esperanza de no poder aprender a andar nunca.

EXISTE LA POSIBILIDAD DE UNA CAIDA

La recuperación

Cuando alguien cae enfermo queda incapacitado para el desempeño de sus actividades cotidianas. O lo que es lo mismo, pierde la capacidad de decidir y actuar libremente puesto que la enfermedad se lo impide. ¿Quien puede ir a trabajar con una fuerte gripe?, ¿quien tinr humor para jugar con sus hijos si tiene una jaqueca?. Sirvan estos ejemplos de enfermedades banales para ilustrar esta definicion de la enfermedad como la perdida de la libertad. Pues bien, recuperacion significa volver al estado normal que permite tomar libremente nuestras decisiones.

El concepto de enfermedad es muy antiguo y es muy importante puesto que es el reconocimiento de ese estado de anormalidad y sufrimiento que todo ser humano padece a lo largo de su vida y que suscita compasion, animo e ayuda y derechos como ciudadanos a recibir una asistencia digna. Sin embargo mucha gente niega esa condicion de enfermo a los adictos. Prefieren considerarlos viciosos o degenerados. Otros prefieren hablar de conductas desviadas.

Es muy importante entender que la adiccion es una enfermedad.

Lo debe entender el enfermo adicto, sus familiares y la sociedad. Porque ello ssupone el reconociemiento del derecho que les asiste a recibir una asistencia digna. En nuestra epoca de reconocimiento de los Derechos Humanos, tambien se han ido reconociendo los de la Mujer, el Niño, los Enfermos y otros.

En 1969 el Comité de Expertos de la O.M.S definió la drogodependencia como un estado psíquico y en ocasiones también físico, debido a la interacción entre un organismo vivo y una droga y que se caracteriza por modificaciones del comportamiento y por otras reacciones, entre las que siempre se encuentra un impulso irreprimible a ingerir droga de forma continua o periódica con objeto de volver a experimentar sus efectos psíquicos y en ocasiones evitar el malestar producido por la privación de la misma.

LA MENTE DE UN ADICTO ESTA DISTORSIONADA EN EL PRINCIPIO DE LA RECUPERACION

PERSONALIDAD,CARACTER Y TEMPERAMENTO DE UN ADICTO

La relacion entre estas tres, las podemos resumir en ( C = T x P )

Son estas unas palabras muy importantes que todo el mundo usa y que conviene que entendamos las diferencias entre ellas. Estos términos se suelen utilizar habitualmente como sinónimos, tanto en el lenguaje coloquial como también entre muchos profesionales, por lo que es necesaria una clarificación de estos conceptos. Expresiones habituales como “fulanito tiene mal carácter” o “tiene mucho temperamento” o “es un chico que no tiene personalidad”, son habituales entre nosotros.

CARACTER, TEMPERAMENTO Y PERSONALIDAD

C = T x P (Carácter, Temperamento, Personalidad)

Esto significa que el carácter es el conjunto psico-físico que los demás perciben o conocen. Es todo aquello que nos caracteriza: si somos altos o bajos, rubios o morenos, buenos o malos, impulsivos o tímidos, etc.. Se suele decir, por ejemplo que alguien tiene un buen carácter y también que otro tiene carácter nervioso.

Temperamento

El temperamento es el tipo de modelo biológico y neuropsicológico determinado genéticamente, con el que se nace. Se han descrito clásicamente varias tipologías temperamentales. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez del temperamento sanguíneo, o flemático, por ejemplo?. Clasificaciones ya muy antiguas del temperamento, que ya en el día de hoy la Psicología científica ha podido demostrar con la probada existencia de dos formas genéticamente determinadas de ser y estar en el mundo: la introversión y la extroversión. Es decir, la tendencia natural hacia la interiorización en unos y la de la exteorizacion a través de las relaciones sociales en otros. Vertidos hacia dentro, unos, mas vertidos hacia fuera , otros . Aunque ya en la literatura se había descrito magistralmente estas dos configuraciones humanas básicas. Porque Don Quijote y Sancho Panza representan estos dos extremos, tanto en su perfil psicológico como en su conformación física: alto, delgado, idealista el primero y bajo, propenso a la obesidad, afable y simpático el segundo. Entre estos dos polos, acercándonos mas a uno que a otro nos encontramos todos.

Personalidad

¿QUE PERSONALIDAD TIENES?

La personalidad es el conjunto de rasgos psicológicos que componen ser mental. Es la repuesta a la antigua cuestión filosófica ¿Quién soy yo? uno es , en su presente, el resultado de toda su historia personal. Por eso para intentar conocerse, para saber como es cada uno e identificar las raíces de su personalidad es necesario el estudio del pasado. Las experiencias tempranas de la infancia, la relacion con los padres, las dificultades de la adolescencia, la influencia de los amigos, las lecturas, etc… Toda esta inmensa cantidad de experiencias las procesa nuestro celebro, las almacena, y las trabaja. En función de todo ello cada uno es como es. Nuestro pasado, por tanto, que en buena medida no ha dependido de nosotros, porque nadie elige a sus padres, ni el colegio ni la mayor parte de circunstancias que influyen en la niñez, ni en la adolescencia, ni siquiera en la vida adulta (y mucho menos los adictos), es la explicación del presente. En cambio el futuro, desde la toma de conciencia clara de la situación de cada uno, si que va a depender esencialmente de las decisiones que tomemos a partir de ahora y dependerá por tanto principalmente de cada persona. Desde ahí es la voluntad de la persona la que ira moldeando una personalidad propia y deseada. Se puede decir entonces que el hombre es el escultor de su personalidad. Y eso se hace por la vía de los hechos. Porque, en ultima instancia, uno es lo que hace. Si hacemos cosas positivas, adquiriremos buenos hábitos y el signo de nuestra personalidad será positivo en vez de negativo. Y si el signo de nuestra personalidad es positivo, también lo será el de nuestro carácter, de acuerdo con la formula antes expresada C = T x P.

LAS “DROGAS”

¿Qué es la droga?

Por “droga”, en un sentido amplio, se debe entender toda aquella sustancia química o situación vital capaces de proporcionar placer o, lo que seria parecido, evitar el dolor o sufrimiento humano en cualquiera de sus múltiples manifestaciones.

Sustancias químicas

DROGAS QUIMICAS

Si pensamos en las sustancias químicas que a través de la sangre van a llegar al celebro para activar los mecanismos neuronales que darán lugar a las sensaciones placenteras, es evidente que la mas universal es el alcohol. Desde que el ser humano descubrió que a través de la fermentación de las frutas podía obtener alcohol lo ha utilizado a lo largo de toda su historia. Otras sustancias químicas embriagadoras también han estado siempre presentes en la naturaleza. El opio en oriente, la marihuana entre los árabes, la coca en las altas montañas sudamericanas, son expresión clara del uso tradicional y mas o menos controlado que toda cultura ha hecho de las drogas autóctonas.

Cual es el problema de las drogas químicas

ACABARAS DESTRAZANDO TU CELEBRO

El problema actual de estas drogas químicas es su incorporación al mercado con todas sus consecuencias. Es decir, que su producción se ha industrializado, con lo que hay mas cantidad que nunca antes en la historia y a mas bajo precio, al mismo tiempo que los mecanismos de distribución a escala mundial son también mejores. El paso siguiente es el de la promoción y su venta, que desgraciadamente funcionan bien tanto con las drogas legales como con las ilegales. En cuanto a las drogas no químicas veremos que el conjunto de situaciones potencialmente placenteras para el ser humana es ilimitado. Desde las mas obvias y mas antiguas, como el juego, hasta las mas modernas y novedosas como el sexo por internet.

El daño de las drogas y placeres

LAS NUEVAS ADICCIONES SIN DROGA Y LAS MENOS TRATADAS

Del daño que el placer puede producir al ser humano se ha ocupado históricamente tanto la Religión como la Filosofía. En nuestra cultura judeo-cristiana la mayor parte de los placeres han sido considerados como pecados y se animaba a la gente a evitarlos. Vicios y virtudes. Condena moral del vicioso y elogio de la virtud. Lo malo de esta visión es la incomprensión del concepto de habito como mecanismo casi automático, donde la voluntad de la persona esta menoscabada y por lo tanto no se le puede juzgar y condenar. Desde la Filosofía siempre han existido dos posturas antagónicas: la Hedonista que recomendaba la búsqueda de los placeres para alcanzar la felicidad y la Estoica, que proponía lo contrario, es decir, la renunciación voluntaria a dichos placeres. Aunque cada individuo adoptara a lo largo de su vida la postura que decida, sea por una mayor o menor imposición de su contexto socio-cultural (por ejemplo las sociedades muy religiosas) o sea por decisión propia, y siempre y cuando su postura no perjudique a los demás, es evidente que cualquiera de las dos opciones es absolutamente respetable. Ahora bien, el caso de los adictos se demuestra en el día a día que es mejor garantía de bienestar personal ser capaz de renunciar a la satisfacción inmediata que la búsqueda rápida del placer. Hay muchas posibles fuentes de placer en la vida y cada persona siempre encontrara algo hecho a su medida. Si se repite con exceso ese tipo de situación placentera se desarrollara el habito o dependencia negativa. No importa que tipo de situación. Puede ser cualquiera. Desde el enganche a las maquinas tragaperras o cualquier otra modalidad de juego, o las compras, o al disfrute del poder sobre los demás, o al trabajo, o al dinero, esa compulsión del ahorro de los usureros, o al sexo, a la comida, a los deportes de riesgo. El abanico es ilimitado y también lo es por tanto el de las posibles adicciones no químicas, que otros prefieren llamar sociales.

UN HABITO

Concepto

Un habito es una costumbre adquirida por la repetición de actos de la misma especie. La repetición genera hábitos. Los seres vivos, tanto los animales como los humanos, repetimos una y otra vez las mismas conductas, con lo cual se van adquiriendo los hábitos necesarios para la supervivencia. Gracias a la adquisición de estos hábitos, las conductas son cada vez mas automáticas, y las respuestas ante los retos que vienen de fuera son mas eficientes. Todo proceso educativo no es mas que un entrenamiento en la adquisición de hábitos convenientes para la vida.

Que aprende el celebro

REQUIEREN ESFUERZO Y DISCIPLINA

El celebro aprende los hábitos, y los almacena en la memoria. Os pongo un ejemplo. Pensemos en la acción del agua sobre la tierra. Las repetidas lluvias, calan y agujerean poco a poco el terreno por el que pasan dando lugar a los cauces por donde pasan los ríos y torrentes. Y aunque no haya agua, esas marcas permanecen. El celebro retiene siempre lo aprendido y los cauces por donde discurrió el primer aprendizaje siempre permanecen. Por eso nunca se olvida totalmente lo que uno ha aprendido. Todos sabemos lo que es un repaso de una antigua lectura, o volver a ver una vieja película que apenas recordamos, y como enseguida y con gran facilidad, todo aquello que creíamos olvidado pasa a ser plenamente actual. Otro ejemplo claro es el de aprender a andar en bicicleta o a nadar. Aunque pasen muchos años sin hacerlo ya nunca se olvida. Por lo tanto los hábitos o costumbres se adquieren a través de la repetición de las conductas y nos hacen ser como somos. Los hábitos saludables, positivos para la supervivencia y el buen desarrollo personal se adquieren gracias a un buen proceso educativo aprendido en la familia y luego en la escuela y el colegio. Es difícil aprender los hábitos positivos. Requieren disciplina y esfuerzo.

Hábitos negativos

Los hábitos negativos, los que son perjudiciales para la salud, se adquieren mas fácilmente, puesto que la repetición de la conducta es debido a la búsqueda de algún tipo de placer o de disminución de algún tipo de dolor. Por ejemplo, unas personas comienzan a morderse las uñas, otras pueden autolesionarse en mayor o menor medida, otras se arrancan los pelos etc. En todos estos casos la repetición de estas conductas les significa algún tipo de alivio de la situación previa. Aunque, por supuesto, los ejemplos mas claros son las adicciones, que obviamente se generan debido al abuso de drogas, entendiendo como tal toda aquella sustancia química o situación vital capaces de producir placer o disminuir dolor. Por tanto las drogas actúan como potentes reforzadores de las conductas, con lo cual los hábitos, en este caso los negativos, son muchísimo mas fáciles de aprender que los positivos.

SON MUY FACIL DE APRENDER Y NOS PASAN FACTURA CON EL TIEMPO

CONCEPTO DE UNO MISMO

¿Qué concepto tiene cada uno de si mismo?

En general, el adicto no tiene buen concepto de si mismo. Hay una excepción a esta afirmación, que son los adictos que tienen además un trastorno variado de la personalidad. Estos adictos con un concepto extraordinario de ellos mismos, tienen complejo de superioridad y les cuesta muchísimo reconocer sus defectos, por lo que tienen una curación mas difícil. Pero la mayoría de los adictos tienen un mal concepto de ellos mismos. Es lógico, ¿no?. Un adicto no es un loco ni un tonto y se da cuenta de los problemas que crea y que va creando a los demás. Y es inevitable que se juzgue de vez en cuando a si mismo y que la sentencia no sea muy favorable.

Evidentemente la autoestima no puede estar muy alta

A esto, se suma las frecuentes descalificaciones que provienen de los demás, con acusaciones de todo tipo. Evidentemente la autoestima no puede estar muy alta. La autoestima es el auto-amor, el amor a uno mismo, el amor propio. Es necesario dar amor a los demás para que uno sea amado. Pero obviamente no se puede dar lo que no se tiene y por eso antes de poder dar amor a los demás, uno debe acumular una buena dosis de autoestima.

¿Cómo conseguir aumentar la autoestima?

DEBEMOS MANTENER UN EQUILIBRIO CON NUESTRA AUTOESTIMA

Pongamos un ejemplo sencillo, pensemos en una cuenta corriente en nuestro banco. Tener mucha autoestima seria como tener una cuenta corriente muy saneada, con reservas suficientes para hacer frente a cualquier gasto inesperado. Tener baja autoestima seria lo contrario, como estar en números rojos. En esa situación cualquier gasto extra constituye un verdadero desastre. Para tener esa cuenta de la autoestima saneada hay que alimentarla continuamente, puesto que los gastos también son continuos. En definitiva, nuestra autoestima aumenta con nuestros éxitos o aciertos y disminuye con los fracasos o errores. El balance de aciertos y errores determina nuestra autoestima. Una persona que tenga suficiente autoestima superara fácilmente sus errores e incluso aprenderá de ellos. Quien al contrario este mal de autoestima no se tolerara ningún fallo y cuando ello ocurre lo tolerara muy mal y si continua con otros fracasos, se derrumbara en una recaída o en una depresión. Esto ultimo es muy importante recalcarlo.

Parte Emocional

Desequilibrio emocional

El asiento neurofisiológico de las emociones se localiza en la parte del celebro llamada sistema límbico.

Desequilibrio emocional

La afectación neurobioquímica de este sistema por las drogas no es bien conocida, pero de la misma forma que se pueden comprender fácilmente las alteraciones del área intelectual por la afectación de la corteza cerebral, de la misma manera se puede inferir que existen unas alteraciones emocionales relacionadas directamente con la afección del sistema límbico por las drogas. Habría, por lo tanto, una explicación neurofisiológica que explicarían en parte los frecuentes desequilibrios emocionales presentes en las personas adictas, como parece demostrar el hecho de que con meses o años de abstinencia hay una mejoría notable en este sentido, aunque a veces con altibajos sorprendentes como podrían ser los curiosos fenómenos de los “consumos a secas” u otros episodios similares que se pueden presentar a lo largo del proceso de recuperación.

EN LA RECUPERANCION SE PRESENTARAN SITIUACIONES DONDE EL DESEQUILIBRIO EMOCIONAL PODRA HACER QUE TENGAS MUCHAS DUDAS

COMO DEJAR LAS DROGAS SOLO

Si crees que eres adicto a las drogas, el primer paso es, reconocer que tienes un problema.

Muchas personas creen que pueden superar este problema sin ayuda terapéutica, solo basándose en su fuerza de voluntad. Por desgracia, superar una adicción no es nada fácil.

Probablemente será una de las cosas mas difíciles que hayas hecho en tu vida.

No es un signo de debilidad que necesites ayuda profesional de un psicoterapeuta

especialista en adicciones. La mayoría de las personas que logran dejar las drogas necesitan ayuda profesional o un tratamiento para lograrlo.

Como pedir ayuda

Como podemos ver, ser adicto es algo mas que estar enganchado a algo o alguien

Ser adicto es tener una personalidad deformada, por lo tanto es muy difícil dar ese pequeño gran paso que es el de pedir ayuda. Cuando el adicto acepta que necesita ayuda,

es cuando se siente sensible y esta verdaderamente tocado, ahí es cuando se tiene que iniciar el proceso de recuperación. Es muy importante que, cuando el adicto,

a reconocido el problema, la familia le apoye y empiece a tramitar el protocolo de internación en un centro especializado, así mismo empezar un tratamiento.

TOCADO Y HUNDIDO

Cuando el adicto a decidido pedir ayuda, es porque realmente quiere salir del infierno de las drogas, solo así hay posibilidades de una posible recuperación.

No es facil que un adicto llegue a ser vencido, derrotado, y recurra a pedir ayuda.

Su mente asociada a la droga, es la que intentara convencer al adicto ,de que no lograra salir de la oscuridad. No es un paso fácil, pero es el paso que puede llegar a devolverte la vida y a tener posibilidades de una recuperación. Están los casos en que los adictos, están tan inmensos en la adicción que no llegan a reaccionar nunca y al final el tiempo y la vida no los perdona.

Adicción

La adicción, o enfermedad adictiva, no es lo mismo que una dependencia, a pesar de que casi todo el mundo confunde estos términos.

La adicción es una enfermedad mental

La adicción es una enfermedad mental, específicamente mental, que desde luego ocasiona serios problemas orgánicos (cerebrales,hepáticos,cardiovasculares, etc).

Es una manera patológica de pensar, un trastorno, por tanto, de la manera de ser, de la personalidad, que se ve deformando según las características psicoactivas de cada droga.

La adicción es la enfermedad psíquica consecuente o derivada de una contradicción cada vez mas profunda del adicto. Una contradicción entre lo que piensa que tiene que hacer y lo que hace. Este conflicto genera ansiedad y dinamita la autoestima. Y distorsiona su personalidad, puesto que siente que debe ocultar esa conducta inadecuada, por lo que se ve obligado a mentir y llevar una doble vida.

La nicotina es una droga que crea una fuerte dependencia química.

Esta incoherencia personal, la pérdida de los valores humanos, la baja autoestima, la inseguridad, la inmadurez emocional, son entre otros síntomas de la adicción. Con un ejemplo lo veremos mas claro, así podrá entender realmente lo que es la adicción. La nicotina es una droga que crea una fuerte dependencia química.

Pero la mayor parte de los fumadores no son adictos puesto que no sufren psíquicamente por su tabaquismo. Solo aquellos que son conscientes del gran daño que les hace el tabaco, que intentan dejarlo y no pueden, que se esconden para fumar y mienten a sus familiares, que tienen malestar depresivo por su impotencia por no poder dejarlo, serian adictos.

Otro ejemplo que podría poneros es el de enfermos oncológicos dependientes de morfina por prescripción médica. Esta claro que son dependientes pero no adictos. A estos enfermos los médicos no deben regatearles la morfina, ya que es el mejor anestésico físico y emocional conocido. Pero otro asunto completamente distinto seria el del medico que se auto inyecta la misma morfina para poder hacer su trabajo. Aquel paciente y enganchado a la morfina seria un dependiente, pero el ejemplo del médico correspondería al de un adicto ( que, por supuesto, además es dependiente )

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies