RECUPERACION DE UN ADICTO

La adicción y su tratamiento

Ser adicto es algo mas que estar enganchado a algo o a alguien. Ser adicto es tener una personalidad deformada por el estilo de vida asociado y determinado por una droga o drogas durante un tiempo suficiente para alterar nuestra personalidad. Por tanto, el tratamiento adecuado de una adicción, es el tratamiento de esa personalidad patológica. Cada uno debe identificar los rasgos mas sobresalientes e intentar corregirlos. El objetivo ultimo es llegar a ser persona en el sentido amplio de la palabra. Entendemos por personalidad sana, es estar bien con uno mismo, aceptarse tal como uno es, al mismo tiempo y con la misma importancia que los demás también están bien con uno. Insisto en este componente de ser positivo para los demás, porque hay trastornos psiquiátricos como el narcisismo o los cuadros maniáticos donde el enfermo se cree que el esta bien consigo mismo, pero es evidente que los demás no están muy bien con el.

Por lo tanto el tratamiento de la adicción es necesariamente un proceso largo e irregular, que posiblemente tenga recaídas, que en ocasiones será desesperante y pondrá a prueba a los familiares e incluso a los terapeutas, que generara sentimientos de rechazo y agresividad hacia el adicto, que tiende a quemar a todo el mundo, pero que , siempre se debe continuar, con perseverancia, tozudez y con las ideas claras. La consigna a seguir, la brújula que se debe manejar durante el largo camino de la recuperación es la siguiente: todo el apoyo al adicto si colabora en su proceso de recuperación, ningún apoyo si no colabora. Los terapeutas suelen decir a los familiares, que se quejan ante la primera recaída: se trata de vivir sin drogas, algo así como aprender a andar en bicicleta. ¿conocen a alguien que haya aprendido eso sin haberse caído alguna vez?. El fracaso no es la caída si no el coger miedo a la bicicleta o perder la esperanza de no poder aprender a andar nunca.

EXISTE LA POSIBILIDAD DE UNA CAIDA

La recuperación

Cuando alguien cae enfermo queda incapacitado para el desempeño de sus actividades cotidianas. O lo que es lo mismo, pierde la capacidad de decidir y actuar libremente puesto que la enfermedad se lo impide. ¿Quien puede ir a trabajar con una fuerte gripe?, ¿quien tinr humor para jugar con sus hijos si tiene una jaqueca?. Sirvan estos ejemplos de enfermedades banales para ilustrar esta definicion de la enfermedad como la perdida de la libertad. Pues bien, recuperacion significa volver al estado normal que permite tomar libremente nuestras decisiones.

El concepto de enfermedad es muy antiguo y es muy importante puesto que es el reconocimiento de ese estado de anormalidad y sufrimiento que todo ser humano padece a lo largo de su vida y que suscita compasion, animo e ayuda y derechos como ciudadanos a recibir una asistencia digna. Sin embargo mucha gente niega esa condicion de enfermo a los adictos. Prefieren considerarlos viciosos o degenerados. Otros prefieren hablar de conductas desviadas.

Es muy importante entender que la adiccion es una enfermedad.

Lo debe entender el enfermo adicto, sus familiares y la sociedad. Porque ello ssupone el reconociemiento del derecho que les asiste a recibir una asistencia digna. En nuestra epoca de reconocimiento de los Derechos Humanos, tambien se han ido reconociendo los de la Mujer, el Niño, los Enfermos y otros.

En 1969 el Comité de Expertos de la O.M.S definió la drogodependencia como un estado psíquico y en ocasiones también físico, debido a la interacción entre un organismo vivo y una droga y que se caracteriza por modificaciones del comportamiento y por otras reacciones, entre las que siempre se encuentra un impulso irreprimible a ingerir droga de forma continua o periódica con objeto de volver a experimentar sus efectos psíquicos y en ocasiones evitar el malestar producido por la privación de la misma.

LA MENTE DE UN ADICTO ESTA DISTORSIONADA EN EL PRINCIPIO DE LA RECUPERACION

PERSONALIDAD,CARACTER Y TEMPERAMENTO DE UN ADICTO

La relacion entre estas tres, las podemos resumir en ( C = T x P )

Son estas unas palabras muy importantes que todo el mundo usa y que conviene que entendamos las diferencias entre ellas. Estos términos se suelen utilizar habitualmente como sinónimos, tanto en el lenguaje coloquial como también entre muchos profesionales, por lo que es necesaria una clarificación de estos conceptos. Expresiones habituales como “fulanito tiene mal carácter” o “tiene mucho temperamento” o “es un chico que no tiene personalidad”, son habituales entre nosotros.

CARACTER, TEMPERAMENTO Y PERSONALIDAD

C = T x P (Carácter, Temperamento, Personalidad)

Esto significa que el carácter es el conjunto psico-físico que los demás perciben o conocen. Es todo aquello que nos caracteriza: si somos altos o bajos, rubios o morenos, buenos o malos, impulsivos o tímidos, etc.. Se suele decir, por ejemplo que alguien tiene un buen carácter y también que otro tiene carácter nervioso.

Temperamento

El temperamento es el tipo de modelo biológico y neuropsicológico determinado genéticamente, con el que se nace. Se han descrito clásicamente varias tipologías temperamentales. ¿Quién no ha oído hablar alguna vez del temperamento sanguíneo, o flemático, por ejemplo?. Clasificaciones ya muy antiguas del temperamento, que ya en el día de hoy la Psicología científica ha podido demostrar con la probada existencia de dos formas genéticamente determinadas de ser y estar en el mundo: la introversión y la extroversión. Es decir, la tendencia natural hacia la interiorización en unos y la de la exteorizacion a través de las relaciones sociales en otros. Vertidos hacia dentro, unos, mas vertidos hacia fuera , otros . Aunque ya en la literatura se había descrito magistralmente estas dos configuraciones humanas básicas. Porque Don Quijote y Sancho Panza representan estos dos extremos, tanto en su perfil psicológico como en su conformación física: alto, delgado, idealista el primero y bajo, propenso a la obesidad, afable y simpático el segundo. Entre estos dos polos, acercándonos mas a uno que a otro nos encontramos todos.

Personalidad

¿QUE PERSONALIDAD TIENES?

La personalidad es el conjunto de rasgos psicológicos que componen ser mental. Es la repuesta a la antigua cuestión filosófica ¿Quién soy yo? uno es , en su presente, el resultado de toda su historia personal. Por eso para intentar conocerse, para saber como es cada uno e identificar las raíces de su personalidad es necesario el estudio del pasado. Las experiencias tempranas de la infancia, la relacion con los padres, las dificultades de la adolescencia, la influencia de los amigos, las lecturas, etc… Toda esta inmensa cantidad de experiencias las procesa nuestro celebro, las almacena, y las trabaja. En función de todo ello cada uno es como es. Nuestro pasado, por tanto, que en buena medida no ha dependido de nosotros, porque nadie elige a sus padres, ni el colegio ni la mayor parte de circunstancias que influyen en la niñez, ni en la adolescencia, ni siquiera en la vida adulta (y mucho menos los adictos), es la explicación del presente. En cambio el futuro, desde la toma de conciencia clara de la situación de cada uno, si que va a depender esencialmente de las decisiones que tomemos a partir de ahora y dependerá por tanto principalmente de cada persona. Desde ahí es la voluntad de la persona la que ira moldeando una personalidad propia y deseada. Se puede decir entonces que el hombre es el escultor de su personalidad. Y eso se hace por la vía de los hechos. Porque, en ultima instancia, uno es lo que hace. Si hacemos cosas positivas, adquiriremos buenos hábitos y el signo de nuestra personalidad será positivo en vez de negativo. Y si el signo de nuestra personalidad es positivo, también lo será el de nuestro carácter, de acuerdo con la formula antes expresada C = T x P.

LAS “DROGAS”

¿Qué es la droga?

Por “droga”, en un sentido amplio, se debe entender toda aquella sustancia química o situación vital capaces de proporcionar placer o, lo que seria parecido, evitar el dolor o sufrimiento humano en cualquiera de sus múltiples manifestaciones.

Sustancias químicas

DROGAS QUIMICAS

Si pensamos en las sustancias químicas que a través de la sangre van a llegar al celebro para activar los mecanismos neuronales que darán lugar a las sensaciones placenteras, es evidente que la mas universal es el alcohol. Desde que el ser humano descubrió que a través de la fermentación de las frutas podía obtener alcohol lo ha utilizado a lo largo de toda su historia. Otras sustancias químicas embriagadoras también han estado siempre presentes en la naturaleza. El opio en oriente, la marihuana entre los árabes, la coca en las altas montañas sudamericanas, son expresión clara del uso tradicional y mas o menos controlado que toda cultura ha hecho de las drogas autóctonas.

Cual es el problema de las drogas químicas

ACABARAS DESTRAZANDO TU CELEBRO

El problema actual de estas drogas químicas es su incorporación al mercado con todas sus consecuencias. Es decir, que su producción se ha industrializado, con lo que hay mas cantidad que nunca antes en la historia y a mas bajo precio, al mismo tiempo que los mecanismos de distribución a escala mundial son también mejores. El paso siguiente es el de la promoción y su venta, que desgraciadamente funcionan bien tanto con las drogas legales como con las ilegales. En cuanto a las drogas no químicas veremos que el conjunto de situaciones potencialmente placenteras para el ser humana es ilimitado. Desde las mas obvias y mas antiguas, como el juego, hasta las mas modernas y novedosas como el sexo por internet.

El daño de las drogas y placeres

LAS NUEVAS ADICCIONES SIN DROGA Y LAS MENOS TRATADAS

Del daño que el placer puede producir al ser humano se ha ocupado históricamente tanto la Religión como la Filosofía. En nuestra cultura judeo-cristiana la mayor parte de los placeres han sido considerados como pecados y se animaba a la gente a evitarlos. Vicios y virtudes. Condena moral del vicioso y elogio de la virtud. Lo malo de esta visión es la incomprensión del concepto de habito como mecanismo casi automático, donde la voluntad de la persona esta menoscabada y por lo tanto no se le puede juzgar y condenar. Desde la Filosofía siempre han existido dos posturas antagónicas: la Hedonista que recomendaba la búsqueda de los placeres para alcanzar la felicidad y la Estoica, que proponía lo contrario, es decir, la renunciación voluntaria a dichos placeres. Aunque cada individuo adoptara a lo largo de su vida la postura que decida, sea por una mayor o menor imposición de su contexto socio-cultural (por ejemplo las sociedades muy religiosas) o sea por decisión propia, y siempre y cuando su postura no perjudique a los demás, es evidente que cualquiera de las dos opciones es absolutamente respetable. Ahora bien, el caso de los adictos se demuestra en el día a día que es mejor garantía de bienestar personal ser capaz de renunciar a la satisfacción inmediata que la búsqueda rápida del placer. Hay muchas posibles fuentes de placer en la vida y cada persona siempre encontrara algo hecho a su medida. Si se repite con exceso ese tipo de situación placentera se desarrollara el habito o dependencia negativa. No importa que tipo de situación. Puede ser cualquiera. Desde el enganche a las maquinas tragaperras o cualquier otra modalidad de juego, o las compras, o al disfrute del poder sobre los demás, o al trabajo, o al dinero, esa compulsión del ahorro de los usureros, o al sexo, a la comida, a los deportes de riesgo. El abanico es ilimitado y también lo es por tanto el de las posibles adicciones no químicas, que otros prefieren llamar sociales.

UN HABITO

Concepto

Un habito es una costumbre adquirida por la repetición de actos de la misma especie. La repetición genera hábitos. Los seres vivos, tanto los animales como los humanos, repetimos una y otra vez las mismas conductas, con lo cual se van adquiriendo los hábitos necesarios para la supervivencia. Gracias a la adquisición de estos hábitos, las conductas son cada vez mas automáticas, y las respuestas ante los retos que vienen de fuera son mas eficientes. Todo proceso educativo no es mas que un entrenamiento en la adquisición de hábitos convenientes para la vida.

Que aprende el celebro

REQUIEREN ESFUERZO Y DISCIPLINA

El celebro aprende los hábitos, y los almacena en la memoria. Os pongo un ejemplo. Pensemos en la acción del agua sobre la tierra. Las repetidas lluvias, calan y agujerean poco a poco el terreno por el que pasan dando lugar a los cauces por donde pasan los ríos y torrentes. Y aunque no haya agua, esas marcas permanecen. El celebro retiene siempre lo aprendido y los cauces por donde discurrió el primer aprendizaje siempre permanecen. Por eso nunca se olvida totalmente lo que uno ha aprendido. Todos sabemos lo que es un repaso de una antigua lectura, o volver a ver una vieja película que apenas recordamos, y como enseguida y con gran facilidad, todo aquello que creíamos olvidado pasa a ser plenamente actual. Otro ejemplo claro es el de aprender a andar en bicicleta o a nadar. Aunque pasen muchos años sin hacerlo ya nunca se olvida. Por lo tanto los hábitos o costumbres se adquieren a través de la repetición de las conductas y nos hacen ser como somos. Los hábitos saludables, positivos para la supervivencia y el buen desarrollo personal se adquieren gracias a un buen proceso educativo aprendido en la familia y luego en la escuela y el colegio. Es difícil aprender los hábitos positivos. Requieren disciplina y esfuerzo.

Hábitos negativos

Los hábitos negativos, los que son perjudiciales para la salud, se adquieren mas fácilmente, puesto que la repetición de la conducta es debido a la búsqueda de algún tipo de placer o de disminución de algún tipo de dolor. Por ejemplo, unas personas comienzan a morderse las uñas, otras pueden autolesionarse en mayor o menor medida, otras se arrancan los pelos etc. En todos estos casos la repetición de estas conductas les significa algún tipo de alivio de la situación previa. Aunque, por supuesto, los ejemplos mas claros son las adicciones, que obviamente se generan debido al abuso de drogas, entendiendo como tal toda aquella sustancia química o situación vital capaces de producir placer o disminuir dolor. Por tanto las drogas actúan como potentes reforzadores de las conductas, con lo cual los hábitos, en este caso los negativos, son muchísimo mas fáciles de aprender que los positivos.

SON MUY FACIL DE APRENDER Y NOS PASAN FACTURA CON EL TIEMPO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies