CONCEPTO DE UNO MISMO

¿Qué concepto tiene cada uno de si mismo?

En general, el adicto no tiene buen concepto de si mismo. Hay una excepción a esta afirmación, que son los adictos que tienen además un trastorno variado de la personalidad. Estos adictos con un concepto extraordinario de ellos mismos, tienen complejo de superioridad y les cuesta muchísimo reconocer sus defectos, por lo que tienen una curación mas difícil. Pero la mayoría de los adictos tienen un mal concepto de ellos mismos. Es lógico, ¿no?. Un adicto no es un loco ni un tonto y se da cuenta de los problemas que crea y que va creando a los demás. Y es inevitable que se juzgue de vez en cuando a si mismo y que la sentencia no sea muy favorable.

Evidentemente la autoestima no puede estar muy alta

A esto, se suma las frecuentes descalificaciones que provienen de los demás, con acusaciones de todo tipo. Evidentemente la autoestima no puede estar muy alta. La autoestima es el auto-amor, el amor a uno mismo, el amor propio. Es necesario dar amor a los demás para que uno sea amado. Pero obviamente no se puede dar lo que no se tiene y por eso antes de poder dar amor a los demás, uno debe acumular una buena dosis de autoestima.

¿Cómo conseguir aumentar la autoestima?

DEBEMOS MANTENER UN EQUILIBRIO CON NUESTRA AUTOESTIMA

Pongamos un ejemplo sencillo, pensemos en una cuenta corriente en nuestro banco. Tener mucha autoestima seria como tener una cuenta corriente muy saneada, con reservas suficientes para hacer frente a cualquier gasto inesperado. Tener baja autoestima seria lo contrario, como estar en números rojos. En esa situación cualquier gasto extra constituye un verdadero desastre. Para tener esa cuenta de la autoestima saneada hay que alimentarla continuamente, puesto que los gastos también son continuos. En definitiva, nuestra autoestima aumenta con nuestros éxitos o aciertos y disminuye con los fracasos o errores. El balance de aciertos y errores determina nuestra autoestima. Una persona que tenga suficiente autoestima superara fácilmente sus errores e incluso aprenderá de ellos. Quien al contrario este mal de autoestima no se tolerara ningún fallo y cuando ello ocurre lo tolerara muy mal y si continua con otros fracasos, se derrumbara en una recaída o en una depresión. Esto ultimo es muy importante recalcarlo.

Parte Emocional

Desequilibrio emocional

El asiento neurofisiológico de las emociones se localiza en la parte del celebro llamada sistema límbico.

Desequilibrio emocional

La afectación neurobioquímica de este sistema por las drogas no es bien conocida, pero de la misma forma que se pueden comprender fácilmente las alteraciones del área intelectual por la afectación de la corteza cerebral, de la misma manera se puede inferir que existen unas alteraciones emocionales relacionadas directamente con la afección del sistema límbico por las drogas. Habría, por lo tanto, una explicación neurofisiológica que explicarían en parte los frecuentes desequilibrios emocionales presentes en las personas adictas, como parece demostrar el hecho de que con meses o años de abstinencia hay una mejoría notable en este sentido, aunque a veces con altibajos sorprendentes como podrían ser los curiosos fenómenos de los “consumos a secas” u otros episodios similares que se pueden presentar a lo largo del proceso de recuperación.

EN LA RECUPERANCION SE PRESENTARAN SITIUACIONES DONDE EL DESEQUILIBRIO EMOCIONAL PODRA HACER QUE TENGAS MUCHAS DUDAS

COMO DEJAR LAS DROGAS SOLO

Si crees que eres adicto a las drogas, el primer paso es, reconocer que tienes un problema.

Muchas personas creen que pueden superar este problema sin ayuda terapéutica, solo basándose en su fuerza de voluntad. Por desgracia, superar una adicción no es nada fácil.

Probablemente será una de las cosas mas difíciles que hayas hecho en tu vida.

No es un signo de debilidad que necesites ayuda profesional de un psicoterapeuta

especialista en adicciones. La mayoría de las personas que logran dejar las drogas necesitan ayuda profesional o un tratamiento para lograrlo.

Como pedir ayuda

Como podemos ver, ser adicto es algo mas que estar enganchado a algo o alguien

Ser adicto es tener una personalidad deformada, por lo tanto es muy difícil dar ese pequeño gran paso que es el de pedir ayuda. Cuando el adicto acepta que necesita ayuda,

es cuando se siente sensible y esta verdaderamente tocado, ahí es cuando se tiene que iniciar el proceso de recuperación. Es muy importante que, cuando el adicto,

a reconocido el problema, la familia le apoye y empiece a tramitar el protocolo de internación en un centro especializado, así mismo empezar un tratamiento.

TOCADO Y HUNDIDO

Cuando el adicto a decidido pedir ayuda, es porque realmente quiere salir del infierno de las drogas, solo así hay posibilidades de una posible recuperación.

No es facil que un adicto llegue a ser vencido, derrotado, y recurra a pedir ayuda.

Su mente asociada a la droga, es la que intentara convencer al adicto ,de que no lograra salir de la oscuridad. No es un paso fácil, pero es el paso que puede llegar a devolverte la vida y a tener posibilidades de una recuperación. Están los casos en que los adictos, están tan inmensos en la adicción que no llegan a reaccionar nunca y al final el tiempo y la vida no los perdona.

Adicción

La adicción, o enfermedad adictiva, no es lo mismo que una dependencia, a pesar de que casi todo el mundo confunde estos términos.

La adicción es una enfermedad mental

La adicción es una enfermedad mental, específicamente mental, que desde luego ocasiona serios problemas orgánicos (cerebrales,hepáticos,cardiovasculares, etc).

Es una manera patológica de pensar, un trastorno, por tanto, de la manera de ser, de la personalidad, que se ve deformando según las características psicoactivas de cada droga.

La adicción es la enfermedad psíquica consecuente o derivada de una contradicción cada vez mas profunda del adicto. Una contradicción entre lo que piensa que tiene que hacer y lo que hace. Este conflicto genera ansiedad y dinamita la autoestima. Y distorsiona su personalidad, puesto que siente que debe ocultar esa conducta inadecuada, por lo que se ve obligado a mentir y llevar una doble vida.

La nicotina es una droga que crea una fuerte dependencia química.

Esta incoherencia personal, la pérdida de los valores humanos, la baja autoestima, la inseguridad, la inmadurez emocional, son entre otros síntomas de la adicción. Con un ejemplo lo veremos mas claro, así podrá entender realmente lo que es la adicción. La nicotina es una droga que crea una fuerte dependencia química.

Pero la mayor parte de los fumadores no son adictos puesto que no sufren psíquicamente por su tabaquismo. Solo aquellos que son conscientes del gran daño que les hace el tabaco, que intentan dejarlo y no pueden, que se esconden para fumar y mienten a sus familiares, que tienen malestar depresivo por su impotencia por no poder dejarlo, serian adictos.

Otro ejemplo que podría poneros es el de enfermos oncológicos dependientes de morfina por prescripción médica. Esta claro que son dependientes pero no adictos. A estos enfermos los médicos no deben regatearles la morfina, ya que es el mejor anestésico físico y emocional conocido. Pero otro asunto completamente distinto seria el del medico que se auto inyecta la misma morfina para poder hacer su trabajo. Aquel paciente y enganchado a la morfina seria un dependiente, pero el ejemplo del médico correspondería al de un adicto ( que, por supuesto, además es dependiente )

Situación de los adictos en España

Realmente la situación actual en la que se encuentran los adictos en nuestro país es desoladora.

El concepto de enfermedad para las adicciones

La postura que rechaza el concepto de enfermedad para las adicciones favorece la aparición de distintas organizaciones religiosas que conciben a los adictos como (la oveja negra de la familia) a quienes hay que llevar a mano dura, como así también otras más peligrosas como son las sectas, de las cuales todos tenemos conocimiento pero que en el caso de los adictos que se encuentran en una posición de dependencia, baja autoestima y confusión llegan a devastar su personalidad.

Las personas no aceptan que un adicto sea un enfermo mental

La gran mayoría de las personas no aceptan que un adicto sea un enfermo mental, no se comprende que la adicción sea una enfermedad mental. La población está convencida que estas personas son viciosos, violentos, y que no se puede hacer nada por ellos.

Para muchos adictos es imposible ingresar en una clínica

A falta de recursos de miles de familias, les es imposible que ingresen en una clínica especializada en adicciones, por la tanto recurren a los médicos de cabecera y ellos los derivan a los centros públicos, en esos centros te atiende un psicólogo y te hacen hacer cada semana las pruebas de orina, para saber si has tenido consumo durante los últimos días.

Para trabajar con personas con problemas de adicción, no es suficiente una vez a la semana, hay que establecer un proceso continuo y largo.

Muchas veces no se trata como enfermedad

Por lo tanto, el concepto de enfermedad en general brilla por su ausencia y tanto los familiares, como los psicólogos, los religiosos, los médicos y la mayoría de la sociedad no los considera enfermos. Y. por supuesto, el adicto tampoco lo piensa por lo que el sentimiento de vergüenza y de culpa les asusta a pedir ayuda en la mayoría de los casos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies